Este año nos juntamos unos pocos más para hablar de caballos.

Esta vez en casa de Miguel de Gabriel Revilla en el Pilar de la Aldehuela nos juntamos unos cuantos a hablar. Creo que tanto los que íbamos como ponentes como el resto aprendimos un montón. Da gusto juntarse con gente con más y menos experiencia y cada uno te cuente su punto de vista.

Los que me conocéis sabéis que me encanta hablar de mi trabajo, asique siempre estoy dispuesta a dar charla, muchas veces aprendo más de vuestras preguntas o de los comentarios de los asistentes.